Meditacion un parentesis en la vida cotidiana





Meditar es abrir un paréntesis en la actividad cotidiana para conectar con nuestro Corazón. Meditar es romper la mecanicidad inconsciente para tornarnos conscientes. Meditar es volver la atención hacia el interior –sin olvidar el exterior- para encontrar un espacio de silencio, paz y amor.
Sentarse en quietud y simplemente escuchar todo lo que nuestra Alma tiene para contarnos es el acto más productivo que puedes realizar. Parar y oir… Ser capaz de detenerte en mitad de la actividad desenfrenada en la que nos vemos envueltos para volver la mirada hacia el interior y sentir la vida que eres.
Dedica unos minutos a cerrar los párpados y permanecer con la atención dirigida hacia el interior. Comprobarás cómo un remanso de calma y quietud comienza a aparecer. Es fácil. Meditar no puede ser nunca algo arduo o difícil pues se trata de reconectar con tu auténtica naturaleza. Las posibles dificultades a tal reconexión siempre van a nacer en la mente que pone obstáculos a todo. No le prestes atención y vuelve al centro de tu ser para, desde ahí, dirigir tu vida con equilibrio, armonía y plenitud.


Red Alternativa – Junio 06


No hay comentarios:

Publicar un comentario