KALANCHOE OJARANSIN





“En los cancerosos está baja la Catalasa y el cobre, esto está plenamente demostrado. Es indispensable investigar el contenido de Catalasa sanguíneo y la dosificación de Cobre en el plasma. Cualquier organismo pobre en Catalasa y Cobre, es terreno apropiado para el pleno desarrollo del temible Cancro.”
El Aranto, conocido con este nombre en México y bautizado como Aulaga  por los antiguos aborígenes. En Colombia se le conoce con el nombre de Ojaransín; dicha planta sube los niveles de Catalasa y cobre, necesarios para el buen funcionamiento celular.
La catalasa es una enzima que está presente en todos los organismos vivos. La enzima tiene un papel muy importante para mantener las células sanas y funcionando correctamente. Estas enzimas patrullan dentro de cada célula y descomponen compuestos nocivos que se producen constantemente. Las propiedades de las enzimas catalasa hacen que sea una de las más importantes y eficientes dentro de la célula.
El Cobre es un micro nutriente esencial necesario para la formación de los glóbulos rojos de la sangre, para el metabolismo de las proteínas, para la producción de ARN, la actividad enzimática y como un suplemento beneficioso para reafirmar la piel y prevenir la decoloración del cabello.
Favorece la nutrición y la formación de eritrocitos. Contribuye al tratamiento de las anemias por agotamiento del hígado, colaborando con el hierro. Es útil en la arterioesclerosis y en la artrosis por su efecto depurativo sanguíneo.
Su carencia puede manifestarse con la aparición de pelo gris, arrugas de la piel, venas varicosas y piel flácida, así como también propiciar el desarrollo del cáncer.
El Cobre, junto con el hierro y la enzima catalasa, participa en el enriquecimiento de los eritrocitos en el radical HEM, en la defensa contra gérmenes y virus, y en el desarrollo normal de las células con respiración normal, aportando la energía requerida, contraria a la fermentación o respiración anaeróbica.
El Cobre, administrado en cantidades mínimas, eleva la catalasa rápidamente y en consecuencia las defensas del organismo frente a infecciones se restablecen, así como la respiración celular mejorando la oxigenación de los tejidos y contribuyendo a la depuración de la sangre, convirtiéndolo también en un agente antiparasitario.

PROPIEDADES DEL KALANCHOEU OJARASIN
Esta es la planta que tallaron en la Rosslyn chapel los maestros canteros en vez del confundido. Aloe. Las dos plantas. Maíz y Kalanchoe hacen alusión a María Magdalena. El maíz por su variedad y alimento lo que llamó más su atención: las palomitas.
El Kalanchoe, esta variedad única llamada también: "hoja de la vida". Como puedes comprobar es una panacea chamánica y su forma de multiplicarse es impresionante; yo la tengo en casa. Si quieres ver la diferencia de la escultura y la apreciación que le han dado errónea los eruditos de Rosslyn chapel te vas a dar cuenta de que el aloe no tiene nervadura ni hojitas alrededor de la hoja y además sus hojas son lanceoladas, por lo que no puede ser más que esta planta que es además protectora de envidia. Tiene las mismas variedades que la Moringa: (13) y ambas son capaces de depurar el agua y regenerar ADN.
El kalanchoe daigremontiana y sus propiedades curativas

Las Kalanchoe medicinales


Las tres plantas que trataremos aquí se encuentran dentro de este grupo y son las siguientes:

- Kalanchoe pinnata (Bryophyllum pinnatum)

También denominada “Planta de Goethe” ya que fue estudiada por el botánico alemán. Otros nombres que recibe en América Latina: Bruja, Yerba de Bruja, Prodigiosa, Hoja del Aire, Siempre Viva, Colombiana, Ojaransín, Hojerilla.

- Kalanchoe daigremontiana (Bryophyllum daigremontianum)

Presenta numerosos hijuelos o plantas nuevas en los bordes de las hojas. Las hojas tienen unas manchas alargadas en la cara inferior. Recibe los nombres de: Aranto, Madre de miles, Kalanchoe mexicana.

- Kalanchoe gastonis-bonnieri (Bryophyllum gastonis-bonnieri)

El nombre científico se puso en honor al botánico francés Gaston Bonnier. Esta planta tiene las hojas más grandes que las especies anteriores. Recibe los nombres de: Ojaransín, Hojerilla, Oreja de burro.

Hay que remarcar que los nombres populares a veces se aplican a una o más especies y que varían según los países.
Uso medicinal
Estas kalanchoes son plantas que actúan de forma global dentro del cuerpo y por lo tanto su espectro de acción es amplio. En medicinal tradicional, especialmente en América Latina, Asia y África se usan para tratar las siguientes enfermedades y dolencias:
- Lesiones y enfermedades relacionadas con daños celulares, en especial el cáncer.
- Heridas profundas y gangrenadas
- Infecciones, quemaduras
- Tumores y abscesos
- Reumatismo
- Inflamaciones
- Hipertensión
- Cólicos renales
- Diarreas
- Enfermedades psicológicas: esquizofrenia, crisis de pánico y          miedos.
Su acción puede abarcar más allá de los puntos citados ya que se produce sanación de daños celulares en diversos órganos del cuerpo.

La parte utilizada son principalmente las hojas, que tienen un gusto acidulado. Se pueden tomar de forma externa o interna según lo que queramos tratar:

- Externamente: hojas machacadas en forma de cataplasma, compresa o emplaste; zumo de las hojas con aceite o vaselina para usar como ungüento.
Usada así, la planta es antiinflamatoria, antihemorrágica, astringente y cicatrizante.

- Internamente: hojas crudas en ensalada; zumo fresco (añadir agua para dar más volumen); hojas en infusión. Dosis para uso interno: 30 gramos diarios de hoja fresca en dos tomas (equivalente a la medida de dos DNI). En infusión podemos tomar una antes de cada comida, con una dosis de una cucharadita de postres por infusión, es decir, tres infusiones al día.

Contraindicaciones: No tomarlas durante el embarazo ya que pueden estimular el útero. No conviene usar la planta de forma continuada por largos periodos de tiempo si no es para tratamiento. Su composición incluye compuestos como los bufadienólidos que son glucósidos cardíacos, por lo que en pacientes afectados por cardiopatías hay que consultar con el médico. La investigación clínica efectuada sobre las kalanchoe indica que puede haber toxicidad si se abusa de la planta y señala que hasta dosis de 5 gramos de planta por kilo de peso no hay toxicidad (esto equivale a unos 350 gramos de hoja para una persona de 70 kilos, que es una dosis de cuatro a diez veces superior a la aconsejada).

Es muy importante la actitud mental del enfermo a la hora de hacer el tratamiento, cada cual según su aptitud pero siempre deberíamos hacernos conscientes de que estamos utilizando un ser vivo, que tiene una parte física pero también una energía sutil que no vemos. Este ser vivo, la planta, tiene la virtud de curarnos y por lo tanto debería haber un respeto y una toma de conciencia ante esta realidad. En Latinoamérica, por ejemplo, la medicina tradicional tiene muy en cuenta estos aspectos. Igualmente, nuestra actitud ante las enfermedades debe ser lo más positiva posible ya que debemos mirar de aprovechar la adversidad para aprender.

Fuente Cusi Huasi





No hay comentarios:

Publicar un comentario